La Cooperativa presta a sus asociados el servicio de crédito de conformidad con el Reglamento General de Crédito y las disposiciones referentes a éste. Para acceder a este servicio el asociado debe encontrarse al corriente de todas sus obligaciones con la Cooperativa, igual situación deben presentar los asociados que actúen como deudores solidarios; así mismo, el solicitante debe tener disponibilidad de cupo.

 

La Cooperativa ofrece las siguientes clases de crédito

 

 

Ordinarios

 

 

Suplementarios

 

 

Compensatorios

 

 

Servicios especiales

 

 

 

Crédito ordinario

 

 

 

Se otorga en consideración a los aportes sociales hechos por el asociado a la Cooperativa.

 

 

Se subdivide en tres grupos:

 

 

Crédito de Inversión Libre: se otorga al asociado para un fin determinado, previamente señalado por él.

 


Crédito para mejora de vivienda: tiene por objeto procurarle posibilidades de regularidad en la vida de familia a través de acciones que contribuyan al amoblamiento y dotación del inmueble destinado a su vivienda, a las reparaciones de esta o a introducirle cambios sustanciales.
 

Crédito de Fomento: tiene por objeto proporcionar capacidad productiva o desarrollar la existente, entendida dicha capacidad como el conjunto de medios y recursos que le permitan realizarse íntegramente.

 

 

Crédito suplementario

 

 

 

Se otorga adicionalmente a los cupos de crédito ordinario, en consideración a su objeto o al origen de los recursos destinados a él o al costo que se cobre al asociado por el servicio.

 

Se subdivide en cinco grupos:

 

 


Crédito social: tiene por objeto ayudar al afiliado a satisfacer necesidades de orden específicamente familiar y puede concederse en las siguientes modalidades: recreación, salud, educación y calamidad.
 
Crédito de consumo: se concede para obtener servicios o elementos no fungibles suministrados directamente por la Cooperativa o por otros organismos del Sector Cooperativo o, en casos debidamente justificados, por otras entidades con quienes previamente se haya celebrado el correspondiente convenio. Puede otorgarse para adquirir bienes, servicios, adquirir vehículo y para adquirir otros equipos.
 
Crédito especial: se otorga para anticipar la utilización de recursos propios o externos cuyo ingreso tenga asegurado; hacer frente a necesidades económicas extraordinarias que se originen en el debido cuidado del  patrimonio; impulsar el desarrollo de actividades productivas que se tengan en ejecución y, para consolidar la base patrimonial.
 
Crédito de vivienda: se otorga para que el asociado o su cónyuge adquieran vivienda, nueva o usada, siempre que esta sea única y se destine exclusivamente a ser habitada por sus propietarios. También podrá otorgarse para la construcción de vivienda individual o a liberación de gravamen hipotecario. En todos los casos la garantía será hipoteca abierta de primer grado constituida sobre la vivienda o sobre el predio en que esta se construya y requerirá siempre de un codeudor solidario, asociado o no de la Cooperativa.
 
Crédito hipotecario de producción: se otorga para desarrollar cualquiera de las actividades que se indican a continuación, que sean actualmente productivas o puedan llegar a serlo o que se destine a la adquisición de bienes para el servicio del asociado y cuya garantía siempre será hipoteca abierta de primer grado otorgada sobre uno o varios bienes inmuebles del asociado o de su cónyuge o de parientes o amigos, siempre que, según el caso, cónyuge, parientes o amigos actúen como codeudores solidarios.

 

 

 

Este crédito puede ser destinado a cualquiera de las siguientes finalidades:

 

 

 

Desarrollo de proyecto industrial.

 

 

Desarrollo de proyecto comercial.

 

 

Compra o adecuación de oficina o consultorio.

 

 

Adquisición de finca o de casa de recreo.

 

 

Compra de vivienda.

 

 

Remodelación de vivienda o de cualquier otro bien inmueble.

 

 

Pago de obligaciones hipotecarias vigentes.

 

 

Cualquier otro proyecto que se evalúe como viable. 

 

 

 

 

Crédito compensatorio:

 

 

 

Se otorga como retribución o estímulo a la participación del asociado  en programas o actividades de especial interés para la Cooperativa previamente así definidos. Es independiente de los demás cupos a que pudiere aspirar, con el fin de retribuirle, a través de este servicio, el esfuerzo económico que ha efectuado al acogerse a uno o varios programas ofrecidos por la Cooperativa y anunciados con este beneficio.

 

Se divide en tres grupos así:

 

 

Para compensar programas de ahorro.

 

 

Para compensar aportes o participación en programas especiales.

 

 

Para compensar programas de reordenamiento económico del asociado.

 

 

Cuando la naturaleza, objeto y condiciones específicas de los créditos lo hagan aconsejable, podrán crearse formas mixtas mediante la combinación de dos o tres clases de ellos.

 

 

Tasas por Modalidad de Crédito:

 

 

 

Los préstamos que, a partir del día primero (1º) de julio del año 2016, otorgue la Cooperativa, se liquidarán con tasas de crédito mensuales vencidas sobre saldos, de la siguiente manera:

 

 




Plazos de Amortización:

 

 

Los plazos máximos de amortización se establecerán en meses con base en la siguiente tabla: